Me gusta compartir con los demás mis experiencias de las sinergias que encuentro antes de recomendarlas. Cada persona es un mundo y lo que le viene bien a alguien, a otra le desagrada. El artículo sobre este producto que puedes elaborar en casa, es una opinión personal que cualquiera puede debatir.

 

La receta es un dentífrico que se hace con caolín, hidrolato de laurel y aceites esenciales de menta, árbol de té y limón.

Caolín 25 gr
Hidrolato Laurel 10 ml
AE Árbol de Té 2 gotas
Esencia Limón 1 gota
AE Menta 3 gotas

En cuanto a la elaboración es muy simple y no requiere de grandes medios para ello, quizás encontrar un recipiente adecuado para echar la mezcla una vez terminada puede ser lo más difícil. Yo encontré en un bazar de los chinos unos botes de viaje para pasta de dientes que me vinieron de lujo. La pasta se hace juntando las cantidades mencionadas y mezclando hasta conseguir una masa homogénea, la cual se vierte al envase final.

Como siempre digo, las cantidades en las mezclas no suelen ser fijas y cada uno puede ajustar las medidas a su conveniencia, buscando el resultado final que desee. Cuando yo la hice le añadí bastante más hidrolato para conseguir una consistencia parecida a la pasta de dientes.

Cuando la probé, en un principio me resulto que estaba mascando barro, aunque reconozco que cuando acabé y enjuague la boca con agua me sorprendió el agradable sabor y frescor que me quedó.

No discuto las propiedades que aportan los aceites esenciales, así como el hidrolato, a este dentífrico: antisépticas, antiinflmatorias y refrescante.

Observe con el tiempo, hablo de 1 semana, que ya no era la misma que recién hecha. Y aún me quedaba más de medio bote, haciendo caso de mi olfato e intuición dejé de usarla, ya no me atraía.

 

¿Cuál es mi conclusión?

1.- Al igual que dije anteriormente no discuto las propiedades de la mezcla ni su efectividad, pero habría que preparar continuamente la mezcla y en pequeñas cantidades.

2.- Una opción podría ser usar otros dentífricos naturales de herbolario por ejemplo u otro cualquiera del super. Y en este caso, usar los aceites esenciales como enjuague bucal, teniendo las mismas propiedades y siendo más útil y práctico.

 

 

Espero que te haya sido útil el artículo y te animo a que lo pruebes tu mism@ para que saques tus propias conclusiones. También si ya lo has probado puedes compartir tu opinión, te lo agradecería.

Email

 

GRACIAS

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *