Uno de los motivos más populares por los que la gente acude a mí, es para aliviar o quitar el dolor. La aromaterapia nos brinda grandes soluciones que se complementan con la medicina convencional, haciendo que esta sea más efectiva o reduciendo la dosis necesaria.

Tratamiento del dolor

Desde la medicina convencional tratar el dolor presenta algunas limitaciones. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) existen cuatro escalones para el tratamiento del dolor:

  • En caso de dolores leves se administran antiinflamatorios no esteroideos (AINEs): Aspirina, ibuprofeno, diclofenaco, etc. o analgésicos similares como el paracetamol o el metamizol
  • Si el dolor pasa a ser moderado, se incluyen los opiodes menores, que son sustancias similares a la morfina o a la heroína, pero con un perfil farmacológico más seguro. Los más comunes son el tramadol y la codeína.
  • En dolores fuertesse recurre a opioides de mayor potencia como el fentanilo o la morfina, de efectos secundarios más patentes.
  • Por último, y en casos de extrema urgencia, se recurre a la administración espinal de opioides fuertes, así como al uso de anestésicos locales y otros fármacos con afinidad por el sistema nervioso.

Los aceites esenciales para tratar el dolor

Desde la Aromaterapia, los aceites esenciales nos aportan un efecto analgésico e incluso anestésico rápido y potente. De entre la inmensa variedad existente destacan:

Aceites Esenciales para el Dolor

  • El AE de Gaulteria, que contiene salicilato de metilo, un analgésico y antiinflamatorio similar a la aspirina.
  • El AE de Menta de campo, cuyo contenido en mentol genera un efecto frío anestésico casi inmediato. Así como la Menta piperita más potente y contraindicada en menores de 6 años y mujeres embarazadas y lactantes.
  • El AE de Romero quimiotipo alcanfor, un relajante muscular y potente analgésico.
  • El AE de Ylang Ylang, que estimula la producción de endorfinas, sustancias similares a la morfina que nuestro cuerpo produce de forma natural para atenuar el dolor.
  • El AE de Eucalipto azul , también con propiedades ante cualquier dolor
  • El AE de Katafay, calma el dolor y antiinflamatorio amplio y polivalente.
  • El AE de Kunzea. Cabe destacar su actuación en el plano energético para el tratamiento del dolor crónico, ayudando a aceptar y soportar el dolor físico como motor de curación.

Selección del AE más adecuado

De modo general se emplean por vía tópica. Sin embargo, cuando los dolores son difíciles de localizar o difusos, se preferirá emplear la vía olfativa, con el fin de estimular la producción de neurotransmisores y endorfinas de efecto analgésico.

Así pues, los aceites esenciales constituyen unos activos naturales eficaces para la gestión del dolor y seguros, siempre que se empleen a las dosis indicadas. Actúan en algunos casos para potenciar un tratamiento convencional y en otros como tratamiento analgésico alternativo.

Estamos acostumbrados a tratar con los mismos fármacos por norma general cualquier tipo de dolor. Usamos por ejemplo el ibuprofeno tanto para un dolor de cabeza, como para una muela, un dolor menstrual o un esguince.

Sin embargo los aceites esenciales presentan unos mecanismos de acción más específicos. Por ese motivo, la localización y el tipo de dolor nos indicarán a qué Aceite Esencial recurrir. Hay que destacar que todos ellos son compatibles con los tratamientos convencionales, de hecho permitirán reducir la dosis de los mismos como resultado de la analgesia.

Algunos ejemplos de recomendaciones

Dolor de muelas

El aceite esencial de Clavo (Eugenia caryophyllata) se emplea sobre todo para tratar el dolor de muelas o en caso de extracción dental. Al ponerlo en contacto con la boca produce un efecto anestesiante inmediato, (el área se queda “dormida”) que puede prolongarse durante varias horas. Debes tener cuidado puesto que puede irritar la piel. Para evitarlo se puede diluir en algún aceite vegetal.

Las mujeres embarazadas, menores de 6 años y en general cualquier persona con la boca sensible, deben evitar este aceite esencial, remplazándolo por el de laurel (Laurus nobilis), de efecto más suave.

Dolores menstruales

El aceite esencial para tratar los dolores menstruales es la Albahaca exótica (Ocimum basilicum ssp basilicum). Basta diluir 2-3 gotas en un poco de aceite vegetal o de crema hidratante y masajear la zona del pubis. Puede repetirse la aplicación hasta 4 veces al día si es preciso. Este empleo no tiene ninguna contraindicación. También puede aplicarse para aliviar dolores gastrointestinales, especialmente si son de tipo cólico o si cursan con flatulencia.

Molestias musculares

El aceite esencial de Romero quimiotipo alcanfor (Rosmarinus officinalis quimiotipo alcanfor), un analgésico y relajante muscular idóneo para las contracturas, agujetas, tortícolis y otras molestias musculares.

Dolor de huesos debido a artrosis

Para este caso en concreto yo recomiendo una mezcla de tres aceites esenciales que combinan sus propiedades para hacer más llevadero el malestar. Sobre una crema base sin perfume ni aditivos se añade Gaulteria, Verbena Exótica e Ylang. Se mezcla todo muy bien y se aplica la crema con un pequeño masaje, sintiendo una notable mejoría al momento.

 

La información proporcionada tiene únicamente carácter informativo y bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina para utilizar solamente Aceites Esenciales. La utilización de esta información se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad del usuario.


Si te ha gustado puedes compartirlo y si te ha sido útil cuéntame o deja tu comentario al final

Email

GRACIAS

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *