Todos sabemos lo molesta que es la congestión nasal cuando nos resfriamos o tenemos gripe. La aromaterapia te ofrece una alternativa natural y amable con tu cuerpo para aliviar esos síntomas, a través de vahos o inhalaciones húmedas.

¿Qué es?
Consiste en la simple respiración de los vahos que desprende el agua caliente con la adicción de algunos aceites esenciales. La inhalación húmeda, un poco olvidada en aromaterapia, es una opción muy recomendable y útil para aliviar síntomas como: congestión nasal, mucosidad, flemas, nariz taponada y en general para el tratamiento de problemas del sistema respiratorio en procesos gripales y catarrales.

¿Cómo puedes hacerlo?
Se calienta agua y antes de llegar a ebullición se aparta del fuego. Se echa el agua en un pequeño cazo o barreño y se le añaden de 2 a 5 gotas del Aceite Esencial elegido. Para aumentar la eficacia del tratamiento es aconsejable cubrir la cabeza con un pañuelo o toalla para evitar la dispersión de los vapores. Mantener una distancia prudente y cerrar los ojos para protegerlos. Si te sientes incómodo o tienes demasiado calor, puedes quitar la toalla.
Se inhalan los vapores que se desprenden haciendo respiraciones profundas por la nariz durante aproximadamente 10 minutos. El tratamiento lo puedes repetir de tres a cuatro veces al día, según necesidad.

¿Qué Aceites Esenciales puedes usar?
Con el fin de obtener un resultado óptimo, lo ideal es preparar una sinergia de varios aceites esenciales que se añadirán al agua. Para la elección, se presta atención a determinadas propiedades, en este caso en concreto para procesos gripales y catarrales: expectorantes, mucolíticas y anti-infecciosas.

Como algunos ejemplos puedes elegir entre los diferentes aceites esenciales
• Ravintsara (Cinnamomum camphora qt cineol)
• Eucalipto radiata (Eucalyptus radiata ssp radiata)
• Mirto verde (myrtus communis qt cineol)
• Laurel noble (Laurus nobilis)
• Abeto balsámico (Abies balsamea)
• Lavanda (lavandula angustifolia)
• Limón (citrus limon)
• Eucalipto mentolado (Eucalyptus dives).

Precauciones:
– Se desaconseja su uso en personas asmáticas debido a su hiperreactividad bronquial.
– No salgas al aire libre por lo menos durante una hora, después de aplicar la inhalación.
– Se desaconseja su uso en mujeres embarazadas y lactantes.
– No se recomienda en niños pequeños.
– No uses más gotas de las recomendadas del aceite esencial. No por mayor cantidad vas a conseguir más efecto.

La información proporcionada tiene únicamente carácter informativo y bajo ningún concepto se aconseja abandonar un tratamiento prescrito por profesionales de la medicina para utilizar solamente Aceites Esenciales. La utilización de esta información se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad del usuario.

Si te ha gustado puedes compartirlo y si te ha sido útil cuéntame o deja tu comentario al final

Email

GRACIAS

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *